Inicio Provincia El Cañavate se une a los pueblos que se quedan incomunicados con...

El Cañavate se une a los pueblos que se quedan incomunicados con Cuenca

Lejos de solucionarse los problemas con el transporte público de autobús en nuestra provincia, se van sumando nuevos pueblos que ven suprimidas rutas y, por tanto, destinos a los que viajar. El último pueblo que ha denunciado esta situación ha sido El Cañavate, una pequeña localidad de poco más de 100 habitantes que se ha quedado incomunicada con Cuenca. Hace ya varias semanas que el autobús que pasaba por el municipio los lunes, miércoles y viernes, ni tan siquiera era diario, ha desaparecido, y los vecinos del pueblo ya no tienen forma de llegar en transporte público a la capital.

La alcaldesa de El Cañavate, Rosa Moya, ha mostrado su queja ante esta situación mediante una carta, dirigida al representante de la Consejería de Fomento de la Junta de Comunidades en Cuenca, instándole a que de manera inmediata vuelva a incluir a su pueblo en la ruta del autobús, “la mayoría de los algo más de 100 habitantes de mi pueblo son mayores y no tienen conche. La única forma de viajar a la capital para ir al médico o a visitar a algún familiar era un autobús de línea que pasaba los lunes, miércoles y viernes”, explica Moya.

La supresión del autobús fue repentina, sin explicación ni aviso alguno, una práctica que la Junta y el Gobierno de España ha llevado a cabo ya en más de una veintena de pueblos de toda la provincia, “estamos indignados. Necesitamos que esta línea siga funcionando, ya que tanto se habla de la España Vaciada no es esta la mejor solución para que los vecinos nos quedemos a vivir en los pueblos”, añade la alcaldesa.

Rosa Moya también hace hincapié en una paradoja, a la vez de contradicción, del gobierno socialista de la Junta de Comunidades, “yo también le diría al señor Page que para qué les manda las tarjetas de transporte a los mayores si luego no tienen manera de usarlas”, concluye.

El Cañavate se une a pueblos como Henarejos, La Hérguina, Boniches, Campillo Paravientos, Fuentelespino de Moya, Garaballa, Monreal del Llano, Villalgordo del Marquesado, Honrubia, Villanueva de la Jara, Sisante, Villar de la Encina, Alconchel, Montalbanejo o Villaescusa de Haro, entre otros, que han visto suprimidas rutas de su transporte público de manera repentina.

Comments