Inicio Sucesos La Guardia Civil detiene a una persona conduciendo en contradirección en la...

La Guardia Civil detiene a una persona conduciendo en contradirección en la AP-36 a la altura de Las Pedroñeras

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Cuenca detuvo a un varón de 66 años de edad, por la comisión de tres delitos contra la seguridad vial, tras ser detectado conduciendo un vehículo en sentido contrario por la AP–36 (Ocaña- La Roda), teniendo retirado el permiso de conducir por la Autoridad Judicial y cuadruplicando la tasa de alcohol permitida para conductores no profesionales.

Los hechos sucedieron sobre la una de la madrugada del pasado lunes día 30 de septiembre, cuando la central C.O.T.A de la Guardia Civil, recibe una llamada de emergencia del teléfono 112 alertando sobre la presencia de un vehículo que circulaba en sentido contrario por la AP -36.

Ante estos hechos, una patrulla de servicio del Destacamento de Tráfico de Las Pedroñeras, se trasladó a la altura del kilómetro 124

y gracias a su rápida intervención consiguieron detener al conductor de un turismo que circulaba en sentido contrario evitando con ello una tragedia.

En el momento de la actuación los agentes observaron que el conductor, un varón de 66 años de edad y nacionalidad española, presentaba claros síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas por lo que le sometieron a la preceptivas pruebas de alcoholemia, arrojando un resultado de 0,93 y 0,92 miligramos por litro de aire espirado, cuadruplicando con ello la tasa de alcohol permitida para los conductores de los turismos no profesionales.

Además y después de consultar la base de datos, se pudo constatar que el conductor del turismo tenía suspendido de forma cautelar el permiso de conducir por la Autoridad Judicial.

Ante tales hechos, los agentes procedieron a la detención de esta persona por la supuesta comisión de tres delitos contra la seguridad vial, que junto a las diligencias policiales instruidas fueron puestas a disposición de los Juzgados de Guardia de San Clemente.

Comments