Inicio Provincia Siete alcaldes de la Serranía Baja piden al Gobierno de España que...

Siete alcaldes de la Serranía Baja piden al Gobierno de España que el autobús siga pasando diariamente por sus pueblos

Desde hace más de 60 años, las localidades de La Hérguina, Boniches, Campillo Paravientos, Fuentelespino de Moya, Henarejos y Garaballa, han tenido un servicio diario de autobús que los comunicaba con Valencia, pero desde el pasado 10 de julio quien quiera viajar tiene que llamar con 24 horas de antelación, en un horario determinado, a un teléfono de Albacete para poder tomar ese autobús. “Ante esta circunstancia y por el perjuicio que nos causa en toda la comarca, me puse en contacto con los pueblos afectados y he presentado un escrito, firmado por todos los alcaldes, en la Subdelegación del Gobierno”, explica el primer edil de Henarejos, Rufino Sánchez.

En esta carta, rubricada por los alcaldes de los pueblos y entregada hoy al representante del Gobierno Central en la provincia, Juan Rodríguez, se expone la situación en la que se encuentran desde principios del mes de julio, cuando, sin previo aviso y con un folio colgado en las marquesinas, se notificaba a los vecinos la supresión regular del paso del autobús, “dada la inquietud y la gravedad de este problema, llevamos casi dos meses así, hemos contactado con las administración encargada y responsable de mantener este servicio que es el Gobierno de España”, manifestaba Sánchez. En concreto, en la misiva, los alcaldes piden que desde la Subdelegación, “se hagan todas las gestiones posibles para que el servicio de autobús siga como hasta ahora”. Y es que, a juicio de los alcaldes, esta nueva fórmula es poco práctica y crea inseguridad entre los viajeros, “¿Qué ocurre, si, por ejemplo, tienes una urgencia?” “¿Cómo avisas al autobús si quieres viajar después de las 14’00 horas cuando el teléfono al que hay que llamar no está operativo?”, se pregunta el alcalde de Henarejos.

Y es que, a juicio de estos alcaldes y como reflejan en su carta, poco contribuyen estas decisiones en la lucha de los pueblos contra la despoblación, “somos conscientes ante la falta de viajeros, pero hay que encontrar la fórmula de que no se aleje a nuestros vecinos del uso del transporte público”, sigue la carta. Precisamente, esta fórmula de ‘parada a demanda’ nada ayuda a que se utilice el autobús, “que nos quiten ese asterisco que han puestos a nuestros siete pueblos en los carteles de las paradas y que nos habiliten una furgoneta o un autobús más pequeño, pero que siga habiendo servicio diario”, reclama Rufino Sánchez.

El alcalde de Henarejos insistía en que lo único que mueve a estos siete alcaldes, cuyos gobiernos son de distinto color político, es velar por el bienestar de sus vecinos, “y luchar para que no se supriman servicios. Las administraciones, y con más razón en Cuenca, están para defender nuestros pueblos, no para dificultar y respaldar decisiones que dificultan la vida en ellos”, concluia.

Desde el pasado 10 de julio, en el horario de autobuses situado en las marquesinas de estos siete municipios de la Sierra Baja de Cuenca aparece, junto al nombre del pueblo, un asterisco que indica que cualquiera que quiera viajar en autobús tiene que llamar a un número de teléfono. El autobús partía de Cañete a las 8:16 horas y realizaba su recorrido pasando por La Huérguina, Boniches, Campillo Paravientos, Fuentelespino de Moya, Henarejos y, por último Garaballa, donde llegaba a las 9’10 de la mañana. Aliaguilla y Mira completan la ruta del autobús por tierra conquense, sin que estas dos localidades se vean afectadas por la ‘parada a demanda’. En sentido inverso, es decir, desde la provincia de Valencia a Cuenca, ocurre lo mismo. El autobús debía llegar a Garaballa a las 17:20 y finalizar su recorrido en Cañete a las 17:56 horas.

Comments