Inicio Capital El Hospital Virgen de la Luz se incorpora al programa de donación...

El Hospital Virgen de la Luz se incorpora al programa de donación de órganos en asistolia controlada

El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, se ha incorporado a la red de hospitales de la región que participan en el programa para la donación de órganos en asistolia controlada, un proceso que hace referencia a la donación de órganos que acontece a partir de personas en las que el diagnóstico de fallecimiento se ha establecido por criterios circulatorios y respiratorios, tras retirar el tratamiento de soporte vital.

La coordinadora médico de Trasplantes del Hospital Virgen de la Luz, la doctora Elena González, ha presentado en Sesión Clínica General a los profesionales sanitarios del área de Salud de Cuenca el contenido del protocolo de Castilla-La Mancha para la donación en asistolia controlada que se ha puesto en marcha en el centro sanitario conquense.

Según ha explicado la facultativo de la Unidad de Cuidados Intensivos, la donación en asistolia controlada se puede llevar a cabo en pacientes en muerte clínica en la que no hay signos vitales.

“En estos casos el equipo médico que asiste al paciente, junto con su familia, establece una suspensión del tratamiento del soporte vital por la inutilidad del tratamiento”, ha explicado.

Una vez aceptada esa retirada del tratamiento de soporte vital y si es posible por las características del paciente, se puede plantear a la familia la posibilidad de la donación de órganos a corazón parado, en asistolia.

Intensivistas, profesionales del Área Quirúrgica y los cirujanos que van a participar en la extracción de órganos son los implicados en este proceso, así como los profesionales de Laboratorio y de Radiodiagnóstico.

“Lo primero que hay que entender es que el proceso de retirar el soporte vital es independiente de la donación de órganos y que la Coordinación de Trasplantes no interviene hasta que no se ha establecido la decisión de suspenderlo entre la familia y el equipo médico responsable”, ha explicado la doctora que ha insistido en que es en ese momento cuando se puede plantear, en función de las características del paciente, si podría ser donante una vez que se produzca el fallecimiento.

En cuanto a la casuística de este tipo de donación en Cuenca, la coordinadora de Trasplantes indicó que todavía es pronto para estimarlo, pero se cree que serán pocos por las propias características del centro sanitario conquense.

Comments