Inicio Cultura Virginia García: “Nuestro centro es innovador y esperamos que los conquenses lo...

Virginia García: “Nuestro centro es innovador y esperamos que los conquenses lo valoren”

La artista conquense inaugura de manera oficial su gran proyecto que mezcla espectáculo y enseñanza en un mismo espacio. Esta noche habrá un gran evento con la actuación en vivo de artistas conquenses y llegados desde otros puntos de España

Este sábado Cuenca contará con una nueva forma de entender la enseñanza y los espectáculos en vivo. En pleno corazón de la ciudad, en la travesía de Fermín Caballero y bajo el techo de lo que fuera uno de estandartes de la música en directo de la capital conquense abre sus puertas el Centro de Arte Ria Pi Ta. Su nombre se lo debe al característico sonido del instrumento popularmente conocido como castañuelas que ya eran utilizadas en tiempo de los fenicios y que hoy en día son un elemento imprescindible dentro del flamenco y las sevillanas.

Este nuevo concepto de establecimiento está capitaneado por la bailaora y profesora conquense Virginia García. Hemos charlado con ella para conocer más en profundidad su centro y las actividades que a partir de esta noche podremos disfrutar allí. Pero definir a Virginia en solo dos palabras sería injusto para una artista comprometida con la creación, con un proceso muy estilizado y que en sus espectáculos siempre intenta sentir el presente y transmitir sus propios sentimientos con una comunicación intensa y directa con su público.

¿Cuáles fueron tus influencias dentro del flamenco?
Mis influencias comienzan en Cuenca desde que era una niña cuando ya me gustaba todo el folclore. Estuve en los Amigos del Rocío y en la escuela de Dolores Muñoz bajo la batuta de Felisa de la Cruz sobre todo, aunque también en el colegio tuve a una profesora llamada Carmen con la que también di mis primeros pasos. En esos momentos comenzó mi pasión por la danza y por el flamenco. Unos años después decidí irme a Madrid y desde el principio intenté ir a todas las actuaciones de flamenco que podía, a todos los conciertos que fuera posible para ver a grandes artistas a los que admiraba. Siempre recordaré el primer espectáculo que vi, a cargo de Belén Maya. Además, conseguía compaginarlo con mi formación para aprender de todo lo que pudiera. Pero sobre todo en ese momento fue cuando mi pasión por el flamenco y por lo jondo se agudizó. Es un arte trascendente en el que se canta a la vida y al alma. Son verdades que no tienen caducidad, por que habla de los grandes temas que atañen a los seres humanos y que son el motor del flamenco. Pero para mí también fue muy importante en cuanto al baile la escuela de Amor de Dios, Israel Galván del cual soy una apasionada o su hermana, Pastora Galván. Aunque también me he influenciado siempre de Pepe Habichuela y por supuesto el gran referente, Antonio Gades, el gran creador por excelencia en el mundo de la danza y el flamenco. También otros artistas de danza contemporánea como Mašek o compañías como Pepping Tom o DV8. En lo musical también fue muy importante escuchar a todos los artistas posibles y profundizar mucho en el flamenco. Me dejé seducir e hipnotizar por ese cante que al principio es tan difícil y tan duro de escuchar pero que una vez te engancha, no puedes parar de oírlo y se convierte en una necesidad. Por supuesto, nombres como Camarón de la Isla o Enrique Morente me demostraron que el flamenco se podía enriquecer de otras artes o disciplinas.

Mi formación tanto en Madrid como en Sevilla han sido fundamentales en lo que soy hoy. Pero también me define mucho el espíritu creador. Esa necesidad de componer y de querer contar cosas a través de la danza la he tenido desde el principio. En la escuela que estudié en Madrid, de Marta de la Vega había certamen coreográfico y yo me presenté siendo el principio de muchas participaciones en certámenes y de muchísimas creaciones. Porque mi forma de entender la danza es bailar el cante, bailar sobre una emoción, una historia o una idea.

Más tarde estudié coreografía e interpretación en danza española y flamenco en el conservatorio de María de Ávila. También una persona fundamental en mi vida fue Elvira Andrés, que fue directora del Ballet Nacional y que ha sido quien me ha enseñado mi manera de concebir la danza, de bailarla, de enseñar y de crear.

¿Crees que el flamenco por fin ha ganado el reconocimiento que se merece?
Sí, creo que ya tiene ese reconocimiento, aunque sigue siendo un gran desconocido porque es complejo y aún existe cierto racismo hacia la cultura gitana. También porque algunos lo asocian a una música de peor calidad. Pero todo eso son barbaridades porque esos grandes artistas del siglo XX nos han demostrado el nivel tan alto del flamenco y que siendo una música popular tiene una gran sensibilidad. Ser reconocida como Patrimonio de la Humanidad ha sido muy importante, pero aún queda camino por recorrer. Además es una música que va asociada totalmente al carácter español y a la idiosincrasia de nuestro país. Por todo ello nos debemos sentir muy orgullosos de este arte que aún es el gran desconocido.

Escenario del centro Ria Pi Ta

¿Cómo decides emprender este proyecto?
Desde que cumplí so dieciocho mucha gente me preguntaba a qué me iba a dedicar. Eso me parecía una pregunta muy difícil, porque cuando yo respondía que “a la danza” me pedían que concretara más con cierta incertidumbre. Yo creo que hasta que uno encuentra su camino y elige qué especialidad le gusta pasa por un proceso complejo. A veces nos encasillamos en algo muy definido. Sin embargo mi forma de trabajar no entiende de epígrafes y mis intereses son muy variados. Dar clases, actuar y rodearme de artistas para poder crecer. Además cuando uno enseña es realmente cuando aprende y conoce. Mis alumnas me dan la posibilidad de poder crear e investigar a través del juego.

La idea es muy novedosa, ya que aúnas un centro de enseñanza con un lugar donde disfrutar también de ese arte, ¿verdad?
Raquel Villegas fue clave para la idea. Fue hace un año cuando estuve en su tablao llamado Contratiempo y pensé como en una revelación que eso era muy parecido a lo que yo quería. Durante toda mi vida he ido simplemente buscando lo que quería sin saber a dónde iba exactamente pero teniendo muy claro lo que me gustaba. Hasta que he llegado a este proyecto tan duro, tan maravillo y tan dulce a la vez.

Es una idea como bien dices muy innovadora en Cuenca. Somos un equipo de gente muy creativa y muy soñadora que quiere instaurar este modelo que existe en Andalucía pero no en ciudades como Madrid. Por ello creemos que Cuenca puede ser un sitio ideal y por ello espero que los conquenses lo valoren.

Para los que quieran conocer como alumnos Ria Pi Ta, ¿como pueden hacerlo?
Hemos arrancado las clases en septiembre pero aún está abierto el plazo de matriculación, así que cualquier persona que quiera apuntarse a las clases de danza española y flamenco, de bata de cola o de clásico entre otros, lo puede hacer en el teléfono o el e-mail de nuestro centro, aunque también puede acudir a la sala para informarse de todo y así puedan aprender a disfrutar del baile, a conocerse a uno mismo y a disfrutar aprendiendo con otras personas.

¿Qué habéis preparado para la inauguración este sábado?
Pues la verdad es que hemos preparado algo muy especial con muchos artistas invitados de Cuenca y Madrid, aunque también habrá presencia de otros puntos de España, como la de Antonio Cirre “El Yunque” o “Antorrín” Heredia proveniente del tablao La Quimera de Granada que se va a desplazar generosamente hasta Cuenca para compartir esta velada con nosotros. Además, tendremos a artistas como Jesús González al cante, Mauricio del Río a la guitarra o Enrique Rodríguez “Enriquito” a la trompeta flamenca además de muchas sorpresas. Solo valdrá 15 euros con una consumición incluida y además daremos un pequeño cóctel de bienvenida. Aunque tendremos espectáculos todos los sábados y algunos viernes, por lo que recomendamos que nos sigan en redes sociales para estar al día de todo.

Comments