Inicio Provincia El arte como grito contra la extinción de Portalrubio

El arte como grito contra la extinción de Portalrubio

Presidido por un gran buitre y con una amplia gama de vivos colores, el mural ‘No Extinción’ que ha realizado el artista ‘Freskales’, no ha dejado indiferente a nadie y ha despertado gran atención mediática

Los portalrubieros también esperan que se convierta en un punto de paso y parada obligada para los turistas que visitan la Alcarria conquense

Quienes pasan estos días por la carretera que cruza Portalrubio no pueden evitar fijar la mirada en la fachada de su Ayuntamiento. Presidido por un gran buitre —alegórico animal con varias especies en peligro de desaparición— y con una amplia gama de vivos colores, el mural ‘No Extinción’ que ha realizado Pedro A. Prados Ortiz, de nombre artístico Freskales, no ha dejado indiferente a nadie. Aunque el resultado de este proyecto impulsado por el consistorio y la Asociación Cultural no ha convencido a todos los vecinos, la opinión generalizada ha sido positiva. La obra representa un paisaje desértico, abandonado, con apenas recuerdos de lo que un día fue, entre ellos la señal con el nombre del pueblo y la desaparecida cabina de teléfono en el lugar que ocupó.

FreskalesDe hecho, ya ha despertado la atención de medios de comunicación provinciales y regionales como Las Noticias de Cuenca, Cadena Ser Cuenca, Ancha es Castilla-La Mancha, Informativos de Castilla-La Mancha, Tarancón Digital, Cuencanews, El Diario Conquense y Voces de Cuenca. Era uno de sus objetivos: llamar la atención sobre el problema de la despoblación, levantar la voz, que se les escuche y que las generaciones venideras sepan que un día existió un mundo rural si este llega a desaparecer (ver Portalrubio Es Más, 25 de marzo de 2018). Los portalrubieros también esperan que se convierta en un punto de paso y parada obligada para los turistas que visitan la Alcarria conquense.

Pero no es esta la única actividad que los portalrubieros han preparado para reivindicarse como un municipio que aún presenta “signos vitales” y está dispuesto a dar la batalla. En agosto habrá un concierto de rock inaugural —la fecha está por determinar— gracias al apoyo de la Diputación de Cuenca y la Asociación Cultural realizará durante todos los fines de semana de julio un ‘Taller por la Repoblación’ coordinado por Susana Usano. En este realizarán figuras humanas para colocar por las distintas zonas “abandonadas” del pueblo (solares, casas en ruinas, antiguas escuelas, etc) recreando escenas que en su día fueron cotidianas. Quieren que sirva tanto de homenaje a quienes vivieron en dichos espacios como de reclamo para los que quizá algún día puedan llegar a habitarlos: instantes entre la nostalgia y la utopía.

Comments