Inicio Capital Reumatología ofrece las claves para reconocer precozmente la patología articular inflamatoria y...

Reumatología ofrece las claves para reconocer precozmente la patología articular inflamatoria y abordar el tratamiento de forma temprana

Que los profesionales sanitarios, sobre todos los del área de Atención Primaria, sepan reconocer precozmente la patología articular inflamatoria ha sido el objetivo de la Sesión Clínica sobre “Actualización en el tratamiento de la espondiloartritis y artritis reumatoide” que ha presentado el doctor, Juan Carlos Bermell, facultativo del Servicio de Reumatología del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

Según ha indicado, lo que se ha querido transmitir es la importancia de reconocer de forma precoz este tipo de patologías, tanto la periférica como la axial, ya sea artritis reumatoide, artritis psoriásica o espondilitis, con el fin de que con ese diagnóstico se pueda lleva a cabo un tratamiento precoz que mejore el pronóstico del paciente.

Las claves para esa detección precoz, según ha explicado el doctor Bermell, serían las pruebas clínicas y los estudios serológicos. En primer lugar, la exploración de la articulación periférica mediante palpación y la realización de maniobras para observar la capacidad funcional que tiene la articulación.

“Si esa articulación es dolorosa y a la exploración sufre un déficit funcional en su capacidad a la hora de moverse o ejecutar los movimientos y si además, se observa tumefacción o hinchazón articular, entonces ya existe una sospecha. En cuanto a la afectación axial de la espondilitis, el dolor de la columna vertebral mejora con el movimiento, siendo un dolor que produce mucha rigidez, sobre todo por las mañanas”, ha explicado el especialista.

En cuanto a la patología articular degenerativa, la conocida como artrosis, el doctor ha indicado que se trata de otro gran grupo patológico dentro de las enfermedades reumáticas que presenta una sintomatología distinta, otros signos objetivos, con una exploración con resultados diferentes y sin hallazgos específicos en laboratorio.

“No todo dolor articular obedece a la misma enfermedad articular. Hay varios tipos de enfermedades reumáticas. Lo que la gente conoce vulgarmente como reúma incluye más de doscientas enfermedades reumáticas diferentes”.

En cuanto al abordaje desde el Servicio de Reumatología del Hospital de Cuenca, el facultativo ha indicado que aunque la exploración no haya sido completa, si el paciente llega a la consulta con una analítica previa y hay sospecha de patología articular inflamatoria, sería suficiente para lograr una consulta de alta resolución y que no se dilate demasiado un tratamiento inicial con fármacos inmunosupresores.

Comments