Inicio Semana Santa La Diputación se convierte en centro neurálgico del 75 Aniversario de la...

La Diputación se convierte en centro neurálgico del 75 Aniversario de la Venida del Cristo Yacente

El Palacio de la Diputación se ha convertido en uno de los centros neurálgicos de los actos de celebración del 75 Aniversario de la Venida del Cristo Yacente a la Semana Santa de Cuenca, organizados por el Muy Ilustre Cabildo de Caballeros de Cuenca y la Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y de la Cruz, que culminarán el próximo día 23 con una procesión extraordinaria, con la que se rememorará la primera vez que la talla de Luis Marco Pérez procesionó por las calles de la capital, allá por el año 1943.

Y lo ha hecho con la presentación en el Palacio Provincial de los actos conmemorativos por tal efeméride y la inauguración de una exposición multidisciplinar en torno al Cristo Yacente, a la que no ha querido faltar el presidente de la Diputación conquense, Benjamín Prieto, que ha estado acompañado del Maestre del Cabildo, Alberto Muro; el presidente de la Congregación, José Ramón García; la concejal de Educación del Ayuntamiento de la capital, Esther Martínez; y el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy.

Prieto ha destacado la estrecha relación existente entre la Diputación y la Semana Santa conquense y, más concretamente, con esta imagen del Cristo Yacente, puesto que fue la institución provincial, quien en 1941 acordó encargar y costear esta talla para la Congregación. Una decisión que, según ha dicho, probablemente se adoptara precisamente en este Salón de Actos, entonces Salón de Plenos. De ahí que haya querido agradecer la elección de este lugar como escenario del arranque oficial de este aniversario.

En esta línea, no ha dudado en resaltar la importancia de la programación preparada, de la que ha destacado el traslado del Cristo Yacente a la Catedral, puesto que será la primera y, probablemente, la única vez, que la talla del insigne imaginero Luis Marco Pérez vaya a salir en procesión desde la Diputación. Todo un honor, según ha subrayado, que pasará a formar parte de la historia de nuestra ciudad y de nuestra Semana Santa.

Es por ello que ha expresado su deseo de que este aniversario sea un punto de inflexión para seguir animando a las futuras generaciones a conservar la Semana Santa, a dignificarla más, si cabe, y, sobre todo, a transmitir ese sentimiento más allá de lo religioso que hay en la Semana de Pasión conquense.

No es de extrañar, en consecuencia, que haya felicitado al Cabildo y a la Congregación por el esfuerzo desarrollado para la organización de estos actos, haciendo una especial mención al prioste del Cabildo, Jesús Pontones, de quien ha asegurado que se ha entregado en cuerpo y alma a este menester desde hace más de un año.

Exposición sobre el Cristo Yacente
En la presentación oficial de los actos de esta efeméride no ha faltado un particular homenaje a los banceros del Yacente en sus 75 años de historia. Homenaje que ha consistido en el descubrimiento de un cartel con todos sus nombres, por parte del Maestre del Cabildo de Caballeros y el presidente de la Congregación, que ha conllevado una cerrada ovación del numeroso público asistente.

Público que ha podido disfrutar de la exposición instalada en el Salón de Actos del Palacio Provincial hasta el próximo domingo y que está presidida por la talla del Cristo Yacente. Medio centenar de obras, entre fotografías actuales y antiguas, pinturas e, incluso, forja, de algo más de una veintena de artistas conquenses conforman esta muestra en torno a esta imagen, que procesiona todos los Viernes Santos en la Procesión del Santo Entierro. En ella el visitante se va encontrar desde fotografías de David Serrano, José Andrés, Jesús María Fernández Pavón, Luis Miguel Caballero o Javier Romero (comisario de la muestra), entre otros, hasta pinturas de Pedro Romero Sequí, Juan Manuel Casas o Pedro Pastor, pasando por la forja de José Luis Martínez.

Programación
Con la apertura de esta exposición multidisciplinar se ha dado el pistoletazo de salida a los actos de este 75 Aniversario y ha servido de preámbulo al arranque de un ciclo de conferencias, que se desarrollará hasta el próximo viernes, 20 de abril, en el Salón de Actos del Palacio Provincial. La primera ya ha tenido lugar este martes y ha corrido a cargo del Canónigo de la Santa Iglesia Catedral y Prior del Muy Ilustre Cabildo de Caballeros de Cuenca, Miguel Ángel Albares, que ha contado, al igual que en las otras tres conferencias programadas, con la actuación del trío de cuerda ‘Sine nomen’, integrado por miembros del Conservatorio Profesional de Música Pedro Aranaz de la capital.

Para este miércoles le toca el turno al historiador Julián Recuenco, quien profundizará sobre el Santo Entierro en la Semana Santa de Cuenca, mientras para el jueves está prevista la intervención de Miguel García con la conferencia titulada “Jesucristo muerto por nosotros” y el viernes César Barta, miembro del Centro Español de la Sindonología, será el encargado de cerrar este ciclo.

De esta manera, se llegará a los actos centrales de esta conmemoración tan especial. Y es que el domingo, día 22, se procederá al traslado en procesión de la imagen del Cristo Yacente hasta la Catedral. Así, desde la Diputación y en torno a las diez de la mañana, partirá el cortejo con la talla portada a hombros por miembros de la Congregación y dos banceros invitados de otras hermandades, encabezado por la Banda de Cornetas y Tambores de la Junta de Cofradías de Cuenca y cerrando la Banda de Música de Cuenca. Una vez a las puertas de la Catedral, el Cristo Yacente entrará bajo los acordes del Himno Nacional, dando paso a la celebración de la Santa Misa oficiada por el obispo de Cuenca, José María Yanguas, que contará con el acompañamiento musical del Coro Alonso Lobo y uno de los órganos de la Catedral.

El lunes será el esperado día en el que se cumplen los 75 años del primer desfile de la talla del Cristo Yacente en la Semana Santa de Cuenca y qué mejor manera de celebrarlo que rememorando ese 23 de abril de 1943 con una magna procesión desde la Catedral hasta la iglesia de El Salvador. Está previsto que el cortejo procesional inicie la bajada a partir de las 20:30 horas, contemplando la interpretación del Miserere cuando la talla de Marco Pérez, portada a hombros por los congregantes y varios banceros de otras hermandades, llegue a la calle del Peso.
Tanto desde la Congregación como del Cabildo se ha hecho un llamamiento a los conquenses a que salgan a la calle esa tarde para arropar al Cristo Yacente en esta procesión extraordinaria, que, a buen seguro, quedará grabada en la memoria de los presentes y pasará a formar parte de la historia de esta ciudad.

Comments