El Coro de Cámara Alonso Lobo ultima sus ensayos para el concierto...

El Coro de Cámara Alonso Lobo ultima sus ensayos para el concierto ‘Exequias para un Rey’

Tendrá lugar el sábado 18 de noviembre en la Iglesia de San Pedro de Cuenca con entrada gratuita

Compartir

Esta representación supondrá la culminación del homenaje al compositor renacentista Alonso Lobo en cuarto centenario de su muerte por parte del coro al que da nombre y que comenzó precisamente con el coro conquense cantando en Osuna, su pueblo natal. Enmarcada dentro del programa de actividades Otoño en las hoces y apoyado por el Consorcio Ciudad de Cuenca tendrá lugar el próximo sábado a las 20:00 horas en la Iglesia de San Pedro de Cuenca.

El Coro de Cámara Alonso Lobo cuenta con 30 años a sus espaldas con la clara intención de divulgar y difundir la música antigua, especialmente la Renacentista. Los integrantes de este grupo de Cámara llevan trabajando en este proyecto desde hace meses, ensayo tras ensayo intentando que todo suene perfecto y la obra del compositor ursaonense reviva a través de sus voces.

EXEQUIAS PARA UN REY

El 13 de septiembre de 1598 fallecía Felipe II en el mismo monasterio que él mismo mandó construir tras semanas de agonía. Tal es la importancia del compositor Alonso Lobo en ese momento, que la música de la misa funeraria del monarca en cuyo imperio nunca se ponía el Sol fue compuesta por él bajo el título “O Rex Gloriae”.

El concierto que tendrá lugar el sábado bajo una sobria y tenue luz, consta de dos partes. La primera con música instrumental, cantos gregorianos y polifonías con obras tanto de Victoria como del propio Lobo. La segunda estará formada íntegramente con obras de Alonso Lobo, entre ellas la antes mencionada misa a Felipe II o “Versa est in luctum”, cuya fama y dificultad ha hecho que sea una de las más interpretadas por coros de talla internacional, y que fue compuesta expresamente e interpretada en el funeral del monarca.

EL público tendrá la oportunidad de disfrutar del recogimiento y la emoción que los intérpretes del coro imprimen a obras tan técnicas y solemnes. Este tipo de piezas se solían crear para seis voces, pero en el caso de Exequias para un Rey, el coro formado en esta ocasión por diecisiete intérpretes y bajo la batuta de su director Luis Carlos Ortíz, defenderá la música de Lobo con cuatro voces entre sopranos, altos, tenores y bajos a los que se sumarán varios instrumentos que son verdaderas joyas y piezas renacentistas, prácticamente únicas, cuya dificultad para ser tocados requieren de músicos experimentados y altamente cualificados. Estos instrumentos serán en este caso, un positivo que sonará a cargo de Carlos Arturo Guerra. Por su parte, Jesús Jara tocará un serpentón y Ana Pazos Pintor un cornetto; ambos, instrumentos de viento que cuentan con siglos de historia y que suponen hoy en día auténticas rarezas dentro de la música más global.

ALONSO LOBO

La relación del compositor con Cuenca comienza cuando recibe el encargo de componer una misa para la Catedral de la capital conquense. Su estilo renacentista recoge obras polifónicas y gregorianas, siendo considerado el mejor autor de la música por Tomás Luis de Victoria, quien estuvo altamente influenciado por la obra de Lobo y que recibiría en la historia mayor reconocimiento que él.

Discípulo de Francisco Guerrero en su juventud, fue más tarde nombrado maestro de capilla de la Catedral de Sevilla para ser más tarde de la Catedral de Toledo. Entre sus obras de corte policoral encontramos himnos, motetes, salmos, lamentaciones y misas que traspasaron fronteras consiguiendo ser un autor muy apreciado en países como Portugal o México.

UN MOMENTO ÚNICO

“Exequias para un Rey” será una oportunidad única para asistir, de manera gratuita, a un concierto de un nivel interpretativo absolutamente exquisito y cuidado con mimo por parte de un coro que intentará revivir en pleno corazón del casco antiguo de Cuenca la música elegida para la despedida de la vida terrenal de uno de los monarcas más importantes de la Historia

Comments