Antonio Orozco dejó un concierto cargado de sentimiento

Antonio Orozco dejó un concierto cargado de sentimiento

Este viernes tuvo lugar el concierto de Antonio Orozco

Compartir

Era uno de los conciertos marcados en rojo para esta Feria y Fiestas de San Julián y lo cierto es que no defraudó, Antonio Orozo actuó ante unas 5.000 personas y lo hizo levantando al público por momentos y en otros cargado de sentimiento con canciones como ‘Devuélveme la vida’ o ‘A pedacitos de ti’, dos canciones que cantó dos veces, la última en solitario y con la guitarra en sus manos.

Antes de eso se había dejado ya todo en el escenario pese a su visible dolor de espalda, algo que le impedía saltar como acostumbra. También hizo vibrar al público cuando tras una hora de concierto desapareció del escenario durante unos cinco minutos mientras le pedían que volviera, lo hizo con dos niños, Patricia y Jaime, que dejaron la nota más bonita del concierto, cuando además explicó la labor social que está llevando a cabo con un Hospital de oncología para niños, pidió entonces la colaboración de los presentes para enviar sms y poder seguir trabajando con ello.

Tras este parón, su música continuó con canciones de este disco ‘Destino’ y los temas más conocidos de discos anteriores. Además, le dio tiempo a rectificar un fallo que tuvo, cuando llamó “Casas Colgantes”, a las Casas Colgadas de Cuenca.

Prometió volver, nunca había actuado en Cuenca, y lo hizo entre el encanto del público, que disfrutó de su música y de la gran actuación sobre el escenario. Antonio Orozco no dejó indiferente a nadie.

Comments