Matej Mohoric culmina una larga escapada y gana la séptima etapa de...

Matej Mohoric culmina una larga escapada y gana la séptima etapa de la Vuelta con final en Cuenca

Fue el más combativo de los fugados, y se hizo con el ansiado botín en la que supone su primera gran victoria en el ciclismo profesional

Compartir

Cuenca sabe a ciclismo. Tierra de todo un ilustre corredor como Luis Ocaña, con actuales profesionales en el pelotón como los hermanos de Mota del Cuervo José y Jesús Herrada. Este deporte está en el ADN de la provincia, y así lo ha demostrado en la etapa celebrada este viernes. Once años hubo que esperar para que la Vuelta Ciclista a España tuviera final en Cuenca, y si valoramos objetivamente la afición y el espectáculo que se ha vivido en esta séptima etapa sería injusto esperar tanto tiempo para volver a disfrutarlo.

La etapa más larga de la Vuelta, 207 kilómetros, arrancó en Llíria, pero desde el inicio tuvo acción. Tras varios conatos de fuga, a los 20 kilómetros ya se conformó una escapada con 14 participantes, todos ellos dispuestos a colaborar para que su intento tuviera final feliz. Con corredores de distintos perfiles, con algunos más atrevidos como el belga De Gendt (Lotto) o algunos más velocistas, como el español José Joaquín Rojas (Movistar Team), todos tiraron con fuerza para tratar de asegurarse su llegada y que uno de ellos fuera el afortunado ganador en Cuenca. Por detrás, sin riesgo para la clasificación general, el pelotón dejó hacer y permitió que la fuga se asentara entre los 6 y 8 minutos de distancia.

No hubo persecución durante buena parte de la etapa, lo que finalmente echó en cara Sky, equipo del líder, el británico Christopher Froome, que cerca de Carboneras trató de acelerar el ritmo y se encontró solo para echar abajo la fuga. En estas circunstancias, los 14 fugados empezaron a valorar sus respectivas bazas, ya pensando en la definitiva subida al Alto del Castillo y la posterior bajada a Cuenca por la Ruta Turística. Ahí es dónde se iba a decidir el ganador de esta séptima etapa.

Y entre los 14 fugados destacó el joven esloveno Matej Mohoric (UAE Team Emirates). Él fue el más combativo desde la entrada de los escapados en Cuenca. Ya cruzó en primer lugar el sprint intermedio situado en la Avenida Reyes Católicos, e inició el Alto del Castillo con unos metros de ventaja. Tras perseguirle José Joaquín Rojas (Movistar Team), Thomas De Gendt (Lotto) y Pawel Poljanski (Bora-Hansgrohe) le dieron alcance y coronaron juntos el puerto, pero en la Ruta Turística insistió Mohoric, que adquirió unos metros que fueron definitivos.

A pesar de la referencia visual de los perseguidores, jamás pudieron acercarse en un terreno que benefició al joven corredor de 22 años, que saboreó su triunfo en Cuenca. Con una ventaja de 16 segundos, superó a Poljanski, Rojas y De Gendt respectivamente y pudo disfrutar su primer gran éxito como profesional. Habrá que estar muy atentos al futuro de este corredor esloveno, una de las grandes promesas de este ciclismo y que ha podido escribir su primera página de éxitos en Cuenca.

Por detrás, el pelotón se dio tregua. Tras varias jornadas con continuos ataques, esta vez enterraron el hacha de guerra y decidieron subir a ritmo el Alto del Castillo, por lo que el británico Christopher Froome (Sky) mantiene el liderato, con once segundos de ventaja con el colombiano Johan Esteban Chaves (Orica). Todos ellos llegaron a 8:37 minutos del ganador de etapa, lo que deja además a otro de los escapados como triunfador. El holandés Jetse Bol (Manzana Postobón), quien ya fuera líder provisional en la jornada de este jueves, logra recuperar posiciones y situarse en séptimo lugar de la general.

Espectacular ambiente
La provincia de Cuenca y la capital dejaron su sello en todos los puntos. Santa Cruz de Moya, Landete, Fuentelespino de Moya, Reíllo, Fuentes, Carboneras, Campillo-Paravientos, Villares del Saz y Cuenca se volcaron con este acontecimiento deportivo. Al margen de las preciosas vistas que deja el ciclismo con un escenario tan atractivo como Cuenca, cabe resaltar la pasión de los conquenses con este deporte. Muchos han sido los años que ha habido que esperar para que la provincia conquense fuera protagonista, por lo que había ganas de revivir la experiencia.

En la entrega de premios hubo diferentes autoridades entregando premios, caso del alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, acompañado del concejal de Deportes, Ángel Llorens. También estuvieron presentes en la meta el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, los presidente y vicepresidente de la Diputación, Benjamín Prieto y Julián Huete, así como el ministro de Justicia y diputado por Cuenca, Rafael Catalá.

Tras el éxito de esta etapa, ¿por qué no soñar con volver a tener un final de etapa en 2018?

Comments